La mayoría de las empresas que llegan a nuestra asesoría laboral se han enfrentado en algún momento a esta encrucijada: ¿alquilo o compro un local para mi negocio?

Lo cierto es que no hay una respuesta unánime que se ajuste a todas las empresas. Va a depender, y mucho, del tipo de negocio. También del tipo de inmueble que se necesite, de la disponibilidad de cash de las empresas. Del riesgo que implica la operación para la empresa, etc.

Pero, desde nuestra asesoría laboral sí podemos contarte son algunas de las ventajas y desventajas de una y otra fórmula.

Lo primero que hay que saber es que los inmuebles son activos amortizables y eso te interesa.

Alquilar un inmueble

Las ventajas de alquilar un inmueble son bien conocidas.

  • El alquiler de un local para tu negocio se contabiliza como gasto y no como inversión, lo que tiene ciertas ventajas fiscales.
  • Asimismo un alquiler te ofrece movilidad y flexibilidad de manera que si tienes que “mover” tu oficina podrás hacerlo.
  • Además, podrás destinar más recursos económicos (al no tener que hacer un gran desembolso) a equipamiento u otros departamentos de la empresa que lo requieran.
  • No tendrás que hacer frente a otros gastos fijos relacionados con la propiedad del inmueble.

Pero no todo es bueno en el alquiler. En nuestra asesoría laboral también sabemos que existen ciertos inconvenientes.

Para empezar, el gasto mensual del alquiler. Además, si quieres irte deberás avisar al arrendador con un plazo de unos dos meses o, según contrato. Las inversiones realizadas en mejoras del local se pierden si te vas del mismo.

Otra de las desventajas es que no hay incremento de activos en el negocio.

Comprar un inmueble

  • Por contra, si compras un inmueble podrás incrementar el patrimonio de tu empresa. Además obtendrás ciertas deducciones fiscales.
  • A ello se suma que tendrás un control claro y concreto de los costes de la oficina.
  • Y piensa, en un futuro, si quieres ponerlo en alquiler, tendrás un ingreso extra.

Entre los inconvenientes de comprar un inmueble destacan, sobre todo, los relacionados con los gastos de mantenimiento, hipoteca, costes mensuales fijos, etc.

Desde nuestra asesoría laboral recomendamos a nuestros clientes que la compra se realice si se cuenta con los recursos para ello. Hay que pensar que no sólo hay que asumir el precio del inmueble. Si no que luego hay que hacer frente a otra serie de gastos y trámites.

Si tienes dudas sobre cuál es la mejor solución para tu negocio, acude a nuestra asesoría laboral. Nuestros expertos te guiarán para tomar la decisión más adecuada a tus objetivos.

Madrid
C/ Labastida nº 10-12,
Edificio Nueva Castellana,
28034 Madrid.
Tlf: 91 334 92 69
Fax: 91 334 92 74
info@smartupconsulting.com

2018 © Smartup consulting. Todos los derechos reservados